Signos y Síntomas

Los síntomas son las cosas que tú puedes sentir y decirle al doctor. El dolor, poco apetito, náusea, diarrea son síntomas comunes de la EII. Los signos son las cosas que tu doctor puede observar. Estar pálido, tener una erupción, o sangrados en el retrete son signos comunes en las EII. A veces los signos y síntomas son difíciles de separar. Es por eso que el doctor frecuentemente hace muchas preguntas acerca de las quejas.

 

Entre más información podás dar, más preciso será el diagnóstico y mejor tratamiento tendrás.

 

Signos y Síntomas de CUCI

La característica más típica de la CUCI es la diarrea con sangre. Pero como en todo hay sus excepciones. Algunas personas con esta condición tienen sangrado sin diarrea y algunos incluso tienen sangrado con constipación (particularmente personas con proctitis). Pero en general es diarrea con sangre.

 

Junto a eso, el síntoma más típico es el impulso falso: tienes la sensación de tener movimiento intestinal, pero cuando vas al retrete obtienes nada o casi nada. El total de veces que vas al baño, por movimientos del intestino y urgencias falsas combinadas, es uno de los indicadores de cuán severa es la colitis.

 

Como una guía general:

  • De 2 a 5 veces idas al baño en 24 horas indican una colitis leve.

  • De 5 a 10 idas al baño indican una colitis moderada.

  • De 10 a 20 o 30 veces indica una colitis severa.

 

El síntoma de la urgencia falsa se le llama “tenesmo”. Sientes una persistente presión en el ano; es un constante impulso falso. Es debido a la inflamación y el espasmo del recto. Cuando un recto normal está lleno de heces, les manda un mensaje al cerebro diciendo, “vaya al baño.” Una persona sana responde yendo al baño, pero puede decirle al cerebro al recto “ahora no, estoy ocupado.” El recto se relajará y la urgencia de ir al baño desaparecerá. Cuando el recto es inflamado, el espasmo está siempre. Un recto con espasmo manda el mensaje al cerebro como un recto lleno. Constantemente sientes que necesitas ir al baño. El recto no acepta el mensaje “ahora no, estoy ocupado” aun cuando te sentés en el baño, aún con un movimiento intestinal, esta urgencia de ir al baño no será completamente aliviada. La razón, por supuesto es porque el recto está inflamado y por eso continúa en espasmo, así que el mensaje del recto al cerebro no cambia mucho.

 

Aunado a las heces con sangre y constantes idas al baño, muchas personas con CUCI experimentan dolor abdominal, un dolor sobre el lado izquierdo del vientre bajo, y cruzando el abdomen bajo, o cruzando el abdomen superior y bajo. Usualmente ese dolor se alivia cuando vas al baño.

 

Otros síntomas que viven los pacientes de CUCI es poco apetito, pérdida de peso, fiebre, escalofríos. Estos síntomas puede aparecer en un ataque moderado o severo.

 

Es importante reconocer que las personas que tienen CUCI pueden estar bien entre los ataques. Una persona puede tener múltiples brotes en un año y luego ninguno en muchos años, o de una manera muy irregular.

 

La Colitis ulcerosa puede iniciarse durante la edad pediátrica, periodo crítico en el que tienen lugar grades cambios físicos y una rápida velocidad de crecimiento, y causar en escasas situaciones (solamente en un 3-10% de los pacientes pediátricos), fracaso de crecimiento infantil, malnutrición, retraso de la maduración sexual (retraso puberal), alteraciones en el metabolismo óseo (retraso en el crecimiento de los huesos) y deficiencia vitamínica.

 

La Colitis ulcerosa es una enfermedad sistémica, lo que implica que puede causar alteraciones o síntomas en otros órganos o sistemas del cuerpo, aunque en menor frecuencia que la enfermedad de Crohn. Estas manifestaciones extraintestinales pueden ser el resultado de la propia naturaleza inflamatoria del CUCI, asociándose temporalmente con un brote de actividad de la enfermedad o apareciendo de manera independiente al mismo, lo que implica un tratamiento diferente para su desaparición. Entre las MEI más comunes se encuentran las manifestacionesdermatológicas, oculares y articulares.

 

Síntomas de la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es algo más complicada que el CUCI, porque puede afectar diferentes partes del sistema gastrointestinal.

 

El síntoma general es dolor abdominal tipo cólico, diarrea y pérdida de peso. El dolor es más del lado derecho baja del abdomen. Usualmente empeora con la actividad como cosquillas en el abdomen, o correr. Los pacientes con Crohn sufren de fatiga y poco apetito.

 

Muchos pacientes aprenden rápidamente que pueden quitar el dolor evitando la comida, y esta es la razón principal por la que las personas pierden peso, además de las diarreas y que el intestino no absorbe bien los nutrientes.

 

Las personas con la enfermedad de Crohn pueden experimentar más frecuentemente dolor abdominal que los de CUCI. Pero muchos de los pacientes están enfermos intermitentemente. Como en CUCI puede ocurrir brotes en unas semanas, meses o años. Una persona puede tener varios brotes en un año y luego ninguno por muchos años o de una manera muy irregular. El riesgo promedio de un brote es cerca del 30% por año.

 

Signos en la enfermedad de Crohn

Suelen tener abscesos, piel que se torna roja y que se ve estrecha. En algunos pacientes puede ser visible. Otro signo común es la enfermedad perianal (una enfermedad alrededor del ano) que suelen formarse como una fístula (una anormal conección entre 2 órganos), con o sin uno o más abscesos.

 

La enfermedad de Crohn en los niños se caracteriza por causar un fracaso en el crecimiento infantil (los niños/as pueden presentar una velocidad de crecimiento más lenta), el cual se caracteriza por un retraso en la maduración esquelética (comúnmente entendido como crecimiento de los huesos durante la infancia) y un retraso en el comienzo de la pubertad. El fracaso en el crecimiento infantil puede deberse a la malnutrición, a la ingestión reducida de alimentos, a la malabsorción de nutrientes por parte del intestino, al aumento de las pérdidas intestinales (deposiciones), al aumento del gasto energético (durante un brote o periodo activo de la enfermedad puede producirse un aumento del consumo de energía en reposo por parte del niño/a), a la presencia de inflamación o al tratamiento esteroideo de la enfermedad.

 

La enfermedad perianal consiste en la aparición de una serie de lesiones (erosiones superficiales, pliegues cutáneos, fisuras, fístulas, abscesos o estenosis anal), en la mayoría de los casos asintomáticas, en la zona del ano y/o del recto, que en ocasiones pueden estar relacionadas con la presencia de Crohn o ser la primera manifestación de la misma. Lea más sobre la enfermedad perianal aquí.

 

A pesar de que la enfermedad de Crohn afecta al tracto gastrointestinal, puede causar síntomas o complicaciones en otros órganos o sistemas del cuerpo; por lo cual se dice que es una enfermedad sistémica. Estas manifestaciones extraintestinales pueden tener su origen en la propia naturaleza inflamatoria de la enfermedad o por el contrario, ser consecuencia de las modificaciones o alteraciones anatómicas que produce. Entre las más comunes, están la presencia de lesiones dermatológicas,oculares, articulares y hepáticas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

AMEII, México. http://ameii.org.mx/

EducaInflamtoria http://www.educainflamatoria.com/

  • Instagram
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Social Icon
  • Tumblr Social Icon

Asociación CUCI y Crohn en Costa Rica

Ced. Jurídica: 3-002-696880

© 2016 by Fundraising. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now